Home > Programas > En Riguroso Diferido #7 "El de las copias chinas" > Noticia "China y el plagio"

Noticia

"China y el plagio"

por Mónica Günther
No sé si es falta de creatividad o es que se pasan de listillos, pero lo cierto y verdad es que los chinos son unos maestros de las copias. Desde relojes, cinturones o bolsos hasta coches y autobuses: en China, señores, se copia todo. No es de extrañar que la copia se haya convertido en la base de la economía de este gran país asiático. Centros comerciales completos en los que sólo se venden objetos copiados, como el que hay en Shangai, hacen las delicias de los millones de turistas que viajan a China. Unos centros que, por cierto, no son para nada clandestinos, tienen en su interior hasta sucursales bancarias, cafés y restaurantes. Los principales objetivos de las copias de los chinos son las grandes multinacionales que trasladan su producción a este país. Por poner un ejemplo, a la famosa marca de automóviles BMW le ha salido una hermana gemela en China, se llama ByD, y tiene una serie de coches CALCADOS a los BMW pero infinitamente más baratos. Por si os interesa, ByD también ha copiado el modelo deportivo de Mercedes, el CLK descapotable. Aunque, sin duda señores, el colmo de las copias, el no va más, la perla final, la dedico al barrio de Tian-du Cheng, en la ciudad china de Hangzhou. Y es que hemos hablado de copiar CDs, DVDs, bolsos, relojes, cinturones, hasta coches… pero es que este barrio chino es una réplica de la ciudad de París. ¡Tienen Torre Eiffel a tamaño real y todo! ¿Denunciará la capital francesa a China…por plagio?