Home > Programas > En Riguroso Diferido #55 "El del desodorante" > Guion "Petit histoire du le deodorant (o algo así) "

Guion

"Petit histoire du le deodorant (o algo así) "

por Berenguer Costa

Bueno compañeros, la verdad es que esta semana no me ha resultado muy difícil relacionar la noticia del desodorante con el tema que me ha tocado, para que nos vamos a engañar. Es por ello que en primer lugar me gustaría remontarnos en el tiempo para conocer cuando se empezó a poner de moda el uso de los desodorantes. Según se ha descubierto, durante el Imperio Romano, los hombres utilizaban una especie de almohadillas con sustancias aromáticas que se colocaban debajo del sobaco, después de tomar un baño. Sin embargo descubrieron que el invento no era muy práctico ya que se les caían constantemente…ya sabéis, aquello de Ave César con el brazo levantado y tal… Como también es conocido, después del Imperio Romano, nos empezamos a volver un poco guarretes y durante unos cuantos siglos la gente pasaba de lavarse…Sólo hace falta pensar en la Edad Media…Bueno y sin irse tan lejos…mirad que decía una notita que Napoleón le envió a Josefina: “Llegaré en tres días, por favor, no te laves”… Pues bien, después de esta pequeña introducción me gustaría ya entrar en materia y…

Florencio- Hola, ¿Se puede?

Mònica-¡Hombre, Don Florencio y Don Gustavo! Pasen, pasen… ¿Qué les trae por aquí?

Gustavo- Pues verá señorita, nos hemos enterado que esta semana a este jovenzuelo le ha tocado hablar de desodorantes y de moda, ¿verdad, Florencio?

Florencio- Pues sí. Y resulta que nosotros, aquí dónde nos ve, hemos decidido aunar los dos conceptos para crear un nuevo producto que segurísimo se pondrá de moda…

Mònica- ¿Ah, sí? ¿Y en qué consiste exactamente?

Gustavo- Pues verá, hemos realizado un invento excepcional, ¡maravilloso! ¡El desodorante con sabor a limón! Lo puede usted llevar en el bolso y si nota que le huele un poco el alerón, se lo aplica. Pero, ¿qué pasa si además en ese mismo tiene usted un poco de hambre? Pues nada, le puede usted dar un lametazo tranquilamente porqué sabe a limón…

Mònica- ¡Agh! ¡Pero qué asco por Dios!

Bere- Señores, me temo que ese invento suyo no va a tener mucho éxito…

Florencio- ¿De verdad? Pues nada, vámonos Gustavo…ya probaremos con otra cosa…

Bere- Eso, eso, mejor que se vayan mientras yo sigo con mi sección. ¿Dónde estábamos? ¡Ah sí! estábamos a punto de remontarnos al momento en que los desodorantes se empezaron a poner de moda. Pues bien, eso fue a finales del siglo XIX, cuando la marca Odorono lanzó al mercado el primer desodorante compuesto por una mezcla de sulfato de potasio y aluminio. En principio sólo se vendía en farmacias y en la publicidad de la época se veía a una bella joven que huía de su apuesto galán al comprobar que el desodorante lo había abandonado. Sin embargo, empezó a triunfar a partir de la 2ª Guerra Mundial…

Florencio- ¡Hola de nuevo!

Bere-¡Hombre, ¿pero otra vez?!

Florencio- Si, es que hemos visto que lo del desodorante no era muy buena idea y hemos decidido crear otro tipo de moda…

Gustavo- ¡Efectivamente! Hemos decidido crear la canción del verano para este año…se llama “Atún con cocretas”…adelante maestro Santi.

1-TALL CANCIÓN

Bere- Bueno, después de esta “pequeña interrupción” ¿les importa si sigo con mi sección? Vale…pues después de haber repasado el origen del desodorante, ahora me gustaría hacer un poco de abstracción y me he preguntado qué pasaría si este producto no se hubiese puesto nunca de moda…Pues bien, yo creo que nos hubiésemos adaptado perfectamente y el olor corporal, incluso se podría haber convertido en el décimo o undécimo arte…

2-TALL CONCIERTO SOBAQUERO

Bueno, pues hala, ya sabéis cómo sería el mundo si el desodorante no se hubiese impuesto…Y cómo es habitual, para acabar mi sección os dejo con NeuroGeorge…Santi, dale, porfa.

3-TALL NEUROGEORGE